Logotipo TGR Informática Forense

Ley de Delitos Informáticos en Colombia: Todo lo que Necesita Saber

Ley de Delitos Informáticos en Colombia: Todo lo que Necesita Saber

En la era digital actual, donde la información y los datos fluyen sin fronteras a través de internet, la seguridad informática se ha convertido en una prioridad fundamental.

En Colombia, al igual que en muchos otros países, se ha reconocido la necesidad de regular y sancionar los delitos informáticos para proteger de amenazas cibernéticas a los ciudadanos y a las organizaciones. Este artículo explora en profundidad la Ley de Delitos Informáticos en Colombia, proporcionando una visión clara y comprensible sobre sus principales aspectos, cómo afecta a los ciudadanos y las empresas, y qué medidas se pueden tomar para cumplir con la ley.

¿Qué es la Ley de Delitos Informáticos en Colombia?

La Ley de Delitos Informáticos en Colombia, formalmente conocida como Ley 1273 de 2009, es una legislación que tiene como objetivo principal proteger la información y los datos de los usuarios en el ciberespacio, así como sancionar los actos delictivos que se cometen a través de medios electrónicos. El 5 de enero del año 2009 se expide la Ley 1273 llamada la Ley de Delitos Informáticos.

Se crea en la ley un nuevo bien jurídico tutelado ­–denominado “de la protección de la información y de los datos”– y se preservan integralmente los sistemas que utilicen las tecnologías de la información y las comunicaciones, entre otras disposiciones”. La Ley 527 de 1999 sobre la protección de datos personales llevaba diez (10) años, cuando se incorpora por primera vez la información y los datos como bienes jurídicos por proteger.

Esta ley es una adición al Código Penal Colombiano con un nuevo título llamado VII Bis, denominado “De la protección de la información y de los datos”.

A pesar de que incorpora nuevos conceptos pertenecientes a las nuevas tecnologías informáticas no incluye un glosario que los defina. Términos como sistemas informáticos, sistema electrónico, emisiones electromagnéticas, páginas electrónicas, enlaces, ventanas emergentes, software malicioso, interceptación de datos informáticos, suplantación de sitios web, resolución de nombres de dominio, IP; a pesar de que la Cámara de Representantes en el 2009 intentó incorporarlos[1]. La no claridad de estos conceptos especializados representa evidentes confusiones para los operadores judiciales a la hora de adelantar procesos que involucran los delitos informáticos.

Objetivos Principales de la Ley 1273 de 2009

  1. Proteger la información y los datos personales de los usuarios.
  2. Establecer sanciones para los delitos informáticos.
  3. Fomentar el uso seguro y responsable de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC).

 

Principales Delitos Informáticos Tipificados en la Ley

La Ley 1273 de 2009 establece una serie de delitos informáticos específicos, cada uno con sus respectivas sanciones. A continuación, se presentan los más relevantes:

1. Acceso Abusivo a un Sistema Informático

Este delito se refiere a la acción de acceder, sin autorización, a un sistema informático protegido con medidas de seguridad. El acceso abusivo puede tener diferentes motivaciones, como obtener información, dañar el sistema o cometer otros delitos.

Sanción: La pena para este delito varía de 48 a 96 meses de prisión y una multa de 100 a 1,000 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

2. Obstaculización Ilegal de Sistemas Informáticos o Redes de Telecomunicación

Este delito incluye cualquier acción que impida el funcionamiento normal de un sistema informático o red de telecomunicaciones. Esto puede incluir ataques de denegación de servicio (DoS), entre otros.

Sanción: La pena va de 48 a 96 meses de prisión y una multa de 100 a 1,000 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

3. Interceptación de Datos Informáticos

Se refiere a la interceptación, sin autorización, de datos informáticos que sean transmitidos a través de sistemas de información. Esto incluye espiar comunicaciones electrónicas, correos electrónicos, y cualquier tipo de dato en tránsito.

Sanción: La pena para este delito varía de 36 a 72 meses de prisión y una multa de 100 a 1,000 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

4. Daño Informático

Este delito cubre cualquier acto que dañe, borre, deteriore, altere o suprima datos informáticos, así como la destrucción física de equipos de sistemas informáticos.

Sanción: La pena puede ser de 48 a 96 meses de prisión y una multa de 100 a 1,000 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

5. Uso de Software Malicioso

Incluye la creación, distribución o uso de software malicioso con la intención de causar daño, robar información o comprometer la seguridad de sistemas informáticos.

Sanción: La pena para este delito puede ser de 48 a 96 meses de prisión y una multa de 100 a 1,000 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

6. Suplantación de Sitios Web para Capturar Datos Personales (Phishing)

Este delito se refiere a la creación y uso de sitios web falsos que se hacen pasar por sitios legítimos para engañar a los usuarios y obtener sus datos personales o financieros.

Sanción: La pena varía de 48 a 96 meses de prisión y una multa de 100 a 1,000 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

Cómo Cumplir con la Ley de Delitos Informáticos

Para ciudadanos y empresas, cumplir con la Ley de Delitos Informáticos es esencial para evitar sanciones y asegurar un entorno digital seguro. A continuación encontrará algunas recomendaciones para el cumplimiento de la ley:

1. Implementar Medidas de Seguridad

Asegúrese de que todos los sistemas informáticos y redes cuenten con medidas de seguridad adecuadas, como firewalls, antivirus, y cifrado de datos. Mantener los sistemas actualizados con los últimos parches de seguridad es crucial para protegerse contra vulnerabilidades.

2. Educación y Concienciación

Fomente una cultura de seguridad informática dentro de su organización. Capacite a sus clientes o empleados sobre las mejores prácticas de seguridad, la importancia de proteger la información confidencial y cómo identificar posibles amenazas, como correos electrónicos de phishing.

3. Políticas y Procedimientos

Desarrolle políticas claras sobre el uso de los sistemas informáticos y la protección de datos. Asegúrese de que todos los empleados estén familiarizados con estas políticas y sepan cómo actuar en caso de un incidente de seguridad.

4. Monitoreo y Auditoría

Implemente herramientas de monitoreo para detectar actividades sospechosas en sus sistemas y redes. Realice auditorías regulares para asegurarse de que las medidas de seguridad sean efectivas y estén actualizadas.

5. Asesoría Legal

Considere la posibilidad de obtener asesoría legal y busque la ayuda de expertos como TGR, para asegurarse de que su empresa cumple con todas las disposiciones de la Ley de Delitos Informáticos. Un abogado especializado en derecho informático puede ofrecer orientación valiosa y ayudar a mitigar riesgos.

La Ley de Delitos Informáticos en Colombia representa un paso significativo hacia la protección de la información y los datos en el entorno digital. Al entender los principales delitos tipificados en la ley y tomar medidas proactivas para cumplir con sus disposiciones, tanto ciudadanos como empresas pueden contribuir a un ciberespacio más seguro y confiable. En un mundo donde la tecnología evoluciona constantemente, mantenerse informado y vigilante es esencial para protegerse contra las amenazas cibernéticas y garantizar la seguridad de nuestros datos personales y corporativos.

Cumplir con la Ley 1273 de 2009 no solo es una obligación legal, sino también una práctica fundamental para preservar la integridad y la confianza en el uso de las tecnologías de la información. Manténgase actualizado sobre las mejores prácticas de seguridad, eduque a su personal y adopte una postura proactiva en la protección de sus activos digitales. De esta manera, estará mejor preparado para enfrentar los desafíos del ciberespacio y protegerse de posibles delitos informáticos.

[1] Cámara de Representantes PL-2009-N100C, 04/08/2009.

Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?